El intendente de La Plata se encargó de remarcar que la capital bonaerense es una “ciudad verde”. Lo dijo y lo repitió varias veces en la media hora que duró su discurso de apertura de las sesiones del Concejo Deliberante. “Quien preside esta sesión desde ese cuadro –dijo en alusión al fundador Dardo Rocha– pensó una ciudad verde que es la que tenemos”, se enorgulleció por fin. Pero, mientras hablaba, el humo que produce la quema clandestina de basura en la periferia impidió que los vecinos pudieran apreciar ese color, y reveló la formación de basureros clandestinos y quema de residuos en las afueras de la ciudad verde.

Las quejas de los vecinos y de algunas radios locales por la conformación de un basural clandestino a cielo abierto en 31 y 514 comenzó días atrás, cuando la humareda cubrió el barrio de José Hernández. La respuesta del intendente llegó por la red social: “En estos momentos @DefensaCivilMLP @AmbientalMLP y @CtrlUrbanoMLP clausuran la Cantera de Hernández”, tuiteó anteayer a las diez y media de la mañana.

Pero ayer el anuncio hizo agua: los vecinos aseguran que siguen volcando y quemando basura en la cantera de Hernández. Y residentes de Villa Elvira denunciaron en las últimas horas la formación de otro basural ilegal a cielo abierto en la avenida 90 entre las calles 17 y 20, en el otro extremo de la ciudad.

“Están volcando basura. Hay una maquina enterrando y el fuego sigue”, se quejó ayer por la red social Twitter el vecino Luciano Mocciaro. “Por el fuego en la cantera el barrio se llenó de ratas que salieron de la cantera”, apuntó otro residente, Juan Blanco, por la misma red. “Así amanece Hernández. Pican los ojos y la garganta”, se quejó Matías Sagardoy. Los vecinos, acompañaron las quejas con fotografías que muestran las canteras ardientes, camiones cargados de basura y el cielo y el ambiente del barrio residencial cargado de humo.

Las denuncias por la red social comenzaron el sábado pasado, cuando la altura de las llamas alarmó a los vecinos de Hernández. Las quejas fueron multiplicadas primero por la emisora platense Radio 221, que replicó las fotos de los camiones municipales arrojando basura en la cantera de 514 y 28.

¿Ciudad verde?

La violación a la norma es flagrante. La Ley N° 25.916 de la provincia de Buenos Aires regula la gestión de residuos domiciliarios. En su artículo 20 establece que “los centros de disposición final (NdR: los basureros) deberán ubicarse en sitios suficientemente alejados de áreas urbanas, de manera tal de no afectar la calidad de vida de la población; y su emplazamiento deberá determinarse considerando la planificación territorial, el uso del suelo y la expansión urbana”.

Por si fuera poco, la misma norma, que rige para todos los municipios de la provincia establece en su artículo 10 que el tratamiento de los residuos domiciliarios “deberá efectuarse mediante métodos apropiados que prevengan y minimicen los posibles impactos negativos sobre el ambiente y la calidad de vida de la población”. Por supuesto, la legislación establece que tanto el transporte como los basureros deben estar habilitados.

Nada de lo dispuesto es lo que ocurre en la cantera del barrio José Hernández.