La presidenta Cristina Fernández de Kirchner habló para todo el país desde el Museo del Bicentenario en Casa de Gobierno. Previo a la cadena nacional, hizo una teleconferencia mediante la cual inauguró una residencia universitaria con 104 plazas para estudiantes de todo el país en la Universidad de Villa María, Córdoba; una casa educativa terapéutica para personas que sufren adicciones en Palpalá, Jujuy; y entregó personalmente moratorias por jubilación a cinco mujeres y un hombre de distintas partes de Argentina. “Yo espero que no tenga que volver en 2019, porque eso significa que después de mí va a venir alguien que va a ser mejor que yo”, le dijo a Juan Carlos Molina, titular del Sedronar en Jujuy, y continuó: “Ojalá que en 2019 esté haciendo las cosas que a mí me gustan, que no sea necesario que esté para que las cosas se hagan, que el pueblo se haya empoderado y nadie le pueda sacar las cosas que se hicieron”.

La conferencia comenzó con el anuncio que Cristina hizo sobre la inversión que hará la firma Nissan-Renault en Santa Isabel, en la provincia de Córdoba. Se destinarán 600 millones de dólares para producir una nueva pick up que implicará la generación de mil puestos de trabajo directos y miles de puestos de trabajo indirectos en proveedores, en logística. “Cuando todos decían que se venía la catástrofe, firmas como Nissan, de origen japonés, una de la más grandes del mundo, en el año 2017 han decidido invertir 600 millones de dólares aquí y convertirse en la plataformas de pick up exportando el setenta por ciento”, anunció la presidenta.

La mejor jubilación

“Antes de sacar la ley de movilidad jubilatoria, dimos 25 aumentos que además superan lo que proponía la oposición, algunos compañeros y el fallo de la Corte. Y hoy somos, de acuerdo con el Banco Mundial, el país que paga la jubilación más alta en dólares de toda América Latina”, informó Cristina luego de llevar a cabo la entrega oficial de la jubilación número 450.000, promovida por la moratoria del gobierno nacional de 2014.

Durante la cadena nacional, la Presidenta mostró el editorial del diario La Nación del 19 de enero de este año titulado “El saqueo de Anses por el propio Estado”. Había una frase subrayada en amarillo que decía: “Al mismo tiempo, el gobierno se dio el lujo de lanzar una nueva moratoria que estará abierta hasta septiembre del año próximo y permite jubilar a las personas que no reúnen los 30 años de aporte”. A lo que Cristina respondió: “Parece que no reconocen el trabajo en negro de muchas personas”, en referencia a quienes la desocupación de dos dígitos llevó a esa situación o aquellos que, engañados por los patrones, no tuvieron los aportes que les correspondían. Y le habló sin rodeos al diario:  “Se dan el lujo de tener jueces que dejan que no paguen los impuestos que deben hace años, tienen jueces que amparan fallos y demoran el pago de impuestos, eso es saquear la Anses, permitir que los millonarios de La Nación no paguen impuestos. ¡Paguen los impuestos muchachos, el pueblo agradecido!”.

Cristina Fernández de Kirchner también anunció la suba del monto máximo de la tarjeta Argenta, que pasará de 20 mil a 30 mil pesos para que los jubilados puedan gastarlo en lo que deseen; y también contó sobre los descuentos en supermercados, indumentaria, materiales de construcción y turismo que tienen con el Club Argenta.

La Presidenta finalizó la conferencia pidiéndole a los argentinos que cuiden lo logrado y vayan por más. “Un país de 12 años de gobierno, donde un montón de veces quisieron embestir contra el modelo, y cuando vemos que extranjeros como Nissan y Renault deciden poner 600 millones de dólares en tu país: por favor, no seamos tontos, no escuchemos los cantos de sirena, porque cada vez que escuchamos los cantos de sirena terminamos escuchando las sirenas de la represión.”