Frente a la creciente presencia militar de Estados Unidos en América Latina y del Reino Unido en el Atlántico Sur, principalmente en las Islas Malvinas, se anunció este martes la creación de la Escuela Sudamericana de Defensa (ESUDE).

Si bien esta escuela no apunta a reforzar los recursos materiales de los diferentes ejércitos, sí apunta a unificar los criterios de soberanía y de amenazas externas.

La noticia se conoció tras una reunión del ministro de Defensa argentino, Agustín Rossi, con el secretario general de la Unasur, Ernesto Samper. El lanzamiento será el 17 de abril en Quito. El proyecto ya había sido presentado por Argentina al bloque y ahora se avanzó con la concreción.

Al finalizar la reunión en el Edificio Libertador, Rossi expresó que la ESUDE “tiene el objetivo de ir generando pautas comunes de formación para la totalidad de los miembros de la Unasur”.

Además, el ministro destacó la importancia del diálogo con Samper acerca del funcionamiento y las actividades programadas del Consejo de Defensa Sudamericano (CDS), y le agradeció el fortalecimiento del “proceso de integración”.

Por su parte, Samper expresó que “el lanzamiento de la ESUDE permitirá crear una red de instituciones académicas militares y desarrollar programas de formación e integración entre todas las FFAA de la región”.

“Tiene que ver con la logística, la movilización del desarme. Sería muy importante contar con una fuerza dentro de la región que hable el mismo idioma y que tenga las mismas inclinaciones”, agregó Samper.

 

Reclamo que Samper pidió a Estados Unidos

 

A principios de la semana, Samper propuso la eliminación de todas las bases militares de Estados Unidos en territorio latinoamericano, al considerarlas elementos pertenecientes “a la época de la Guerra Fría”.

“Un buen punto de la nueva agenda de relaciones (entre Estados Unidos y América Latina) sería que no haya bases militares norteamericanas en Suramérica”, expresó en la previa de la nueva Cumbre de las Américas que se celebrará el 10 y 11 de abril en Panamá.

Además, el secretario rechazó las medidas unilaterales de Estados Unidos contra Venezuela, y pidió replantear las relaciones del gobierno norteamericano con la región.

“En un mundo globalizado como el actual, uno no puede pedir reglas de juego globales para la economía y mantener el unilateralismo para la política”, expresó el ex presidente colombiano.

 

Nueva base estadounidense en Honduras

 

Para reforzar el argumento de la creación de la ESUDE, se conoció al mismo tiempo que la marina estadounidense pondrá en funciones una unidad denominada “Fuerza de Tarea de Propósito Especial Aire-Tierra de Marines-Sur”, que funcionará en la base militar de Estados Unidos en Comayagua, centro de Honduras, conocida como Palmerola.

A pesar de su reducido tamaño (250 miembros) en comparación con otras unidades, dispondrá de poderosos recursos de guerra, como un catamarán de alta velocidad y cuatro helicópteros pesados.

Oficialmente, las misiones de esta unidad serán la colaboración en adiestramiento con fuerzas de la región, misiones de asistencia humanitaria u operaciones antidroga. Pero seguramente, en breve, los jefes de Estado de América Latina le pedirán más detalles sobre esta decisión.