Ronda y amor popular en repudio al ataque a Hebe

La ronda de las Madres en la Plaza de Mayo se convirtió en una movilización de apoyo al organismo de Derechos Humanos, tras la agresión a Hebe de Bonafini en una marcha de izquierda en La Plata. Repudio de todo el arco político.

3323

“La pelea es política. Y como ellos no tienen política, tienen que pelear desde lo más bajo y lo más sucio. En cambio las Madres sí tenemos política”. Con esas pocas palabras, Hebe de Bonafini, desmontó el ataque a su figura cometido durante una movilización de izquierda por el 24 de marzo en La Plata. “¿Quién puede quemar la figura de una Madre? El sol nada más y a veces ni el sol tan fuerte de esta Plaza de Mayo”, aseguró la titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo en la tradicional ronda de los jueves que el organismo realiza en la Pirámide de Mayo.

La ronda de Madres, ayer se convirtió en una verdadera movilización de apoyo a la Asociación: la Ministra de Cultura, Teresa Parodi y el director del AFSCA, Martín Sabbatella, junto a dirigentes y organizaciones políticas como La Cámpora, Nuevo Encuentro, HIJOS y Unidos y Organizados, entre otras, convirtieron la ronda en una multitudinaria manifestación de amor y respaldo a la mujer que representa una parte de la lucha histórica por los Derechos Humanos en el país.

“A la izquierda de las Madres, la pared”, decía el cartel de cartón que levantaba Tony, un vecino de La Plata que se sumó a la ronda en Plaza de Mayo. Era uno más entre los sueltos y los organizados que conformaron la multitud que rodeó la Pirámide poco después de las tres de la tarde. Esa multitud respondió al llamado de apoyo que el organismo de derechos humanos realizó el miércoles, en un comunicado con el que repudió la quema de la imagen de Hebe y denunció a los organismos y partidos que integran la Multisectorial que convocó y organizó la marcha por el Día de la Memoria en La Plata.

Pero el rechazo a la afrenta, que fue a todas las Madres, fue generalizado. En distintos comunicados y expresiones, el ataque fue catalogado como un hecho “fascista” y “antidemocrático”. Durante una emisión especial en Radio Madre AM530 el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, calificó de “mala leche y mal gusto” y el ministro de Justicia, Julio Alak, consideró agredidos a los “millones de argentinos” que Hebe representa.

Los ministros de Trabajo, Carlos Tomada, y de Defensa, Agustín Rossi; secretario de DD.HH, Martín Fresneda; el periodista Víctor Hugo Morales; el ex juez de la Corte, Raúl Zaffaroni, y el candidato a sucederlo, Roberto Carlés, también se sumaron al rechazo radial.

El ataque ocurrió el lunes como finalización de la marcha por el Día de la Memoria realizada por la Multisectorial La Plata, que reúne organismos opositores, a los partidos PO y PTS (Frente de Izquierda y los Trabajadores – FIT), al Movimiento Patria Grande y la presidencia de la Federación Universitaria de La Plata (FULP). En el marco de esa marcha y como parte final de la movilización, los militantes quemaron muñecos de la Madre y del jefe del Ejército, César Milani.

Uno de los primeros en rechazar el hecho fue la agrupación H.I.J.O.S Regional La Plata, el organismo de derechos humanos que reúne a los hijos de los militantes secuestrados durante la dictadura cívico militar: “Rechazamos todas estas prácticas fascistas que nada tienen que ver con la defensa de los derechos humanos ni con la memoria de las y los 30.000 (desaparecidos)”, indicaron en un comunicado en el que, además, denunciaron que “las mismas manos” agredieron el mural “La Huida del Reptil” que ese mismo lunes pintó la agrupación.

Las Abuelas de Plaza de Mayo también rechazaron el hecho que tildaron de “antidemocrático” y que aseguraron que “no hace más que exacerbar el odio y generar violencia”. La Secretaría de DD.HH provincial, la CTA, el gremio docente SUTEBA, la Facultad de Periodismo y Comunicación Social, la de Bellas Artes y la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), entre otros, sumaron su “rotundo repudio” al “hecho fascista”.  La Cámpora y la Juventud Peronista Provincia de Buenos Aires también rechazaron el ataque: “El amor vence al odio”, recordaron.

Tras los repudios, un minúsculo grupo disidente de HIJOS se adjudicó la agresión e intentó desvincular a la Multisectorial La Plata, organizadora de la que culminó con la quema de la imagen de Hebe frente a la Casa de Gobierno provincial. En su comunicado, ese grupo marginal desconoció los logros de la política de Memoria, Verdad y Justicia y aseguró que buscaron “promover el debate”.

El PO y el PTS (FIT) negaron su participación y denunciaron una supuesta “campaña k” de desprestigio. Patria Grande y FULP, también negaron haber participado, pese a que las fotografías tomadas por el grupo Indymedia retratan las banderas y los militantes de esos espacios participando de la quema de los muñecos.

En los micrófonos de AM530, Hebe dijo: “No sentirse sorprendida por la actitud que tuvieron algunos partidos de izquierda”, pero sí por la de “algunos organismos”.

“No sorprende de la izquierda, me sorprende de los organismos de derechos humanos. ¡Hasta aplaudieron!”, dijo. Y cerró con una ironia: “No estamos divididos con esos grupos porque soy una vieja loca”.

[quote_recuadro]

Voces y apoyos

H.I.J.O.S. Regional La Plata: “Sentimos por Hebe de Bonafini y la Asociación Madres de Plaza de Mayo un profundo respeto y el mayor de los reconocimientos porque han sido quienes con valentía en los años más duros enfrentaron la dictadura y desde entonces marcan el camino”.

FPyCS: “Abrazamos a nuestra querida Hebe quien creó la Cátedra Libre por los Derechos Humanos en nuestra Facultad ya en 1993, en la plena noche neoliberal de los indultos y la impunidad y junto a ella, a todas las luchadoras del pueblo contra la Dictadura genocida y sus cómplices civiles”.

Comunicado de la UNLP: “La Universidad Nacional de La Plata expresa su solidaridad para con la Asociación Madres de Plaza de Mayo y rechaza el agravio contra Hebe de Bonafini”.

Comunicado del gremio de docentes universitarios de La Plata (Adulp): “Hay lugares de donde no se vuelve. De quemar un muñeco de Hebe, no se vuelve”.

Gremio SUTEBA y CTA Provincia de Buenos Aires: “Rechazamos profundamente la violencia de la quema de un muñeco con la imagen de Hebe de Bonafini y declaramos nuestra condena social en consonancia con las amplísimas mayorías democráticas de nuestra sociedad que el pasado 24 se expresaron por la Memoria, la Verdad y la Justicia”.

Adelina Alaye: “Estamos muy dolidas nos alarma y nos hace preguntarnos si nos hemos equivocado en algo ¿No hemos sabido trasmitir? Es la primera vez que transitamos 31 años de democracia, pero ese autoritarismo todavía está inserto en Argentina. Nunca pensé que militantes cualquiera fuera su ideología política fueran capaces de un hecho tan desagradable”.

Martín Fresneda, secretario de Derechos Humanos de la Nación: “Las Madres marcaron el camino de la resistencia y siguen el legado revolucionario de sus hijos”.

Raúl Zaffaroni, ex ministro de la Corte Suprema: “De ninguna manera podemos resucitar metodologías o actos que están indicando un grado de odio que nos llevan a confundir al enemigo”.

Agustín Rossi, Ministro de Defensa de la Nación: “Las Madres son lo mejor que tuvo la sociedad argentina en su pasado reciente”.

Carlos Tomada, Ministro de Trabajo de la Nación: “No se puede mirar para el costado ante este hecho”.

Teresa Parodi, secretaria de Cultura de la Nación: “Ella es el símbolo de esa dignidad que nos enorgullece: aquí se han juzgado y condenado genocidas que programaron su impunidad”.

Martín Sabbatella, titular del AFSCA: “Nadie que diga defender los derechos humanos, Memoria, Verdad, Justicia, puede expresar semejante odio contra Hebe”.

Aníbal Fernández, Jefe de Gabinete de la Nación: “Hebe se ha aguantado garrotazos y no le van a mover el amperímetro por un muñequito. No se puede minimizar el trabajo de las Madres”.

Julio Alak, Ministro de Justicia de la Nación: “Lo que hubo fue una pisoteada a la Memoria, a la historia de las Madres que es, en definitiva lucha por la Verdad y la Justicia”.

Guido Carlotto, secretario de DD.HH de la Provincia de Buenos Aires: “La actitud de estas organizaciones es una negación rotunda de la democracia, y da cuenta de un odio exasperado que ni siquiera la derecha más retrógrada se animó a expresar de manera tan grotesca”.

[/quote_recuadro]