Por Sabrina Roth*

Ni el reciente fallo de la Cámara de Casación Penal que revocó el procesamiento de Carlos Pedro Blaquier ni la intensa lluvia que cayó sobre la ciudad durante todo el día hizo claudicar el reclamo por Memoria, Verdad y Justicia, que se sintió más fuerte que nunca en las calles de San Salvador. En el 39º aniversario del golpe cívico militar, una multitud le recordó al empresario que “a pesar del respaldo de la corporación judicial y política, Jujuy ya lo condenó”. Así lo aseguró, al cierre del acto central en la Plaza Belgrano, la diputada del Frente Unidos y Organizados por la Soberanía Popular (FUyO) Milagro Sala, que, junto a los referentes de los organismos de derechos humanos de la provincia, reivindicaron a los compañeros desaparecidos y señalaron que “a los cómplices civiles, ni olvido ni perdón”.

“En Ledesma y Calilegua una noche sucedió/ se llevaron compañeros la noche del apagón/ Los Blaquier y los milicos fueron dueños del terror/ Secuestraron torturaron/ no hay olvido ni perdón”, se escuchó en reiteradas oportunidades durante la movilización. Fue uno de los tantos cánticos que se entonaron y que dieron cuenta del clima de conciencia de los jujeños y de condena hacia los cómplices civiles de la dictadura.

Organizado por los organismos de Derechos Humanos, se realizó un primer acto en el Parque de la Memoria que comenzó pasadas las 16 horas. Miles de personas de a pie y otras miles de organizaciones sociales, agrupaciones políticas, estudiantiles y distintos sectores de la sociedad escucharon atentamente los testimonios de los familiares de desaparecidos y de víctimas de la dictadura.

Inés Peña, referente de Madres y Familiares de Detenidos-Desaparecidos de Jujuy, denunció a la corporación judicial y recordó los dilatorios antecedentes que tuvo en esa provincia la causa vinculada con lo que se conoce como “La Noche del Apagón”, y que pasó por el despacho de Carlos Olivera Pastor, quien deliberadamente “cajoneó” los pedidos de indagatoria a Carlos Blaquier y Alberto Lemos, acusados por crímenes de lesa humanidad y que hasta hace dos semanas estaban procesados como partícipes de la desaparición de personas en la localidad de Calilegua, entre ellas, el entonces intendente Luis Arédez.

Peña recordó, además, la complicidad empresarial que actuó con el poder militar. Y en relación con el fallo de Casación Penal señaló: “Ahora estamos ante la reacción conservadora o el ‘partido judicial’”.

Para Oscar Alfaro, de Ex Detenidos Desaparecidos de Libertador San Martín, la reciente resolución judicial que revocó el procesamiento de Blaquier “es un fallo político. Tiene que ver con un posicionamiento que la justicia está haciendo ahora detrás de grupos económicos y políticos. No es casual que Blaquier se haya reunido con Massa en su casa, como tampoco son casuales las declaraciones de Macri respecto de los derechos humanos”.

“Vemos con mucha tristeza que la justicia no cambia, que sigue favoreciendo a los grupos concentrados. Pero estamos tranquilos porque a Blaquier, en Jujuy, la sociedad ya lo condenó. Nosotros seguiremos como hace 39 años: en la lucha para que la justicia se haga realidad. Seguiremos aportando nuestros testimonios en los juicios, y trataremos de ganar las plazas, para de ahí consensuar con la gente y buscar la manera de apoyar esta democracia. De esta forma seguiremos luchando para cumplir el sueño de los 30.000 compañeros desaparecidos”, dijo a su turno Hugo “Coya” Condorí, único sobreviviente de los detenidos desaparecidos de la entonces obra social de la empresa azucarera.

Al finalizar el acto central, Milagro Sala afirmó: “Hace 39 años comenzaba el terror, la violencia, las detenciones, las torturas y las desapariciones de miles de compañeros trabajadores, estudiantes, amas de casa, dirigentes políticos y gremiales”. Y aseguró: “El proceso dictatorial instaló un programa económico para favorecer a los grandes empresarios, al Grupo Clarín, al diario La Nación, al grupo Ledesma en Jujuy, cuyo titular, Blaquier, era gran amigo de Martínez de Hoz”.

“Pero vino un presidente que nos invitó a vivir un sueño, un presidente que descolgó los cuadros de los genocidas en el colegio militar de la nación. Un presidente que confió en su pueblo movilizado. Y comenzaron los juicios de lesa humanidad para juzgar a los responsables de las desapariciones de personas.”

Por otra parte, Sala señaló que “Al absurdo fallo de la Cámara de Casación le respondemos con más solidaridad y más democracia. Estos jueces del partido judicial quieren volver a bancar a estos genocidas, quieren volver atrás y se venden al mejor postor, pero no cuentan que somos miles y miles de compañeros armados de conciencia, de pasión por un Jujuy más justo, más igual para todos los jujeños. Lo demuestra esta plaza llena de compañeros, que están acá a pesar de la lluvia. Desde lo más profundo de nuestro corazón, queremos decirles a los compañeros de los organismos que no tengan dudas, que vamos a seguir bancando este proceso porque vamos a seguirlos y a acompañarlos hasta que todos los responsables civiles y militares paguen con cárcel común por los delitos que cometieron”.

* Prensa Organización Social Tupac Amaru