“Las mujeres tenemos que decir que el poder es asunto nuestro; y que es injusto que no lo sea”. De esa manera, la decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de La Plata, Florencia Saintout, llamó a “pensar” y a “luchar” por una sociedad con “paz, sensibilidad y decisión común”.

La concejal por el Frente Para la Victoria participó de la charla debate “Aportes y desafíos desde una perspectiva de género: los temas y batallas pendientes por la equidad e igualdad de oportunidades”.

“Nosotras que luchamos, nostras que trabajamos, que paramos la olla en los momentos más complicados de nuestra historia, cómo no vamos a pensar que el poder es asunto nuestro”, dijo Saintout.

En la jornada, en la sede del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, también se presentó el libro Mujeres: Violencia y Sociedad urbana. Saintout compartió panel con Estela Díaz, secretaria de género de la CTA Nacional, el coordinador de la obra, Carlos Fidel, y uno de sus autores, Raúl Di Tomaso.

“A pesar de los grandes logros de estos años”, Saintout advirtió sobre “los grandes desafíos de cara al futuro”, ya que se han conseguido “sólo umbrales y ninguno puede solamente quedarse con esto”.

“Tenemos que pelear para defender todo lo que hemos logrado estos años, porque los argentinos sabemos que se puede volver atrás”, consideró la doctora en Comunicación, y pidió “pelear por lo que viene, que será enorme para nuestros hijos”.

En otro momento de discurso, recordó que hay “un desafío muy grande y muy concreto que es lograr la legalización del aborto”; y también “lograr que no haya una compañera o un compañero al que le falte el trabajo, o que no pueda ir a la escuela o a la universidad si quiere hacerlo”.

Por último, rescató el “carácter fuertemente liberador y emancipador” de que las adolescentes y jóvenes, “nuestras mujeres chiquitas”, puedan acceder fácilmente a la vacuna contra el HPV, y así poder asumir “la sexualidad sin tanto temor”.

[quote_recuadro]

El vaso medio vacío

En tanto, en diálogo con Contexto, Estela Díaz, habló de que “mirar el vaso medio vacío” lleva a marcar “que sigue habiendo en las sociedades claras discriminaciones que están marcas por las razones de género”.

 

[/quote_recuadro]