Por José Manuel Welschinger

“Lejos de atemorizarnos, estos hechos renuevan nuestra voluntad de lucha”, dijo Manuel Urdampilleta, miembro del espacio Casa abierta memoria habitada “El Bichicuí”, ubicada en 16 y 63 de La Plata, luego del ataque al sitio. La agresión fue realizada por un grupo autodenominado Vanguardia Nacionalista, quienes además de pintar con aerosol el frente de la casa con la frase “24/03 Día de la Venganza Terrorista”, el grupo tachó las baldosas blancas por la memoria con los rostros y los nombres de los desaparecidos, que habían sido instaladas como homenaje en la vereda de la casa.

“Esto tiene precedentes: el mismo grupo ya atacó el sitio por la memoria en la casa Mariani-Teruggi y el museo por la memoria, lo cual se inscribe en el marco de un operativo que vienen realizando desde hace años ante la proximidad del 24 de marzo”, señaló Urdampilleta. Y agregó: “Nos parece un acto de cobardía. Somos un espacio que trabaja a plena luz, que cree en lo que reivindica. No tenemos enemigos, tampoco tenemos miedo en exponer lo que hacemos, y esto nos parece injusto”.

Manuel comentó que el trabajo de El Bichicuí está inspirado en organizaciones como Madres de Plaza de Mayo e H.I.J.O.S, que sostuvo la lucha contra el terrorismo de Estado durante la más profunda represión y en el contexto de uno de los episodios más oscuros de la historia argentina. “Solo nos interesa la búsqueda de justicia”, concluyó.

Desde el espacio de memoria habitada, además invitaron a la comunidad a participar de una actividad que tenían programada para el próximo 23 de marzo donde, en el marco de la presentación de un libro titulado Libros que Muerden, la organización realizará públicamente la limpieza de estas agresiones.

Las pintadas están firmadas por el grupo Vanguardia Nacionalista, un movimiento de ultraderecha católica vinculado a la revista Cabildo, que se difunde por medio de las redes sociales en páginas como Vanguardia Comando Capital o Vanguardia Escuadra La Plata, en las que hacen gala de sus actividades.

Las baldosas blancas por la memoria agredidas con pintura.
Las baldosas blancas por la memoria agredidas con pintura.

Sitios de memoria

“El Bichicuí” es un sitio de memoria habitada de La Plata, que desde 2005 lleva como nombre el apodo del hijo de la pareja desaparecida en esa casa. El 22 de noviembre de 1976 la policía bonaerense y el Ejército Argentino atacaron la vivienda, que funcionaba como un centro de falsificación de documentos para militantes que tenían pedido de captura y necesitaban moverse clandestinamente durante la resistencia a la dictadura cívico militar. Durante el operativo, cuyas marcas todavía pueden observarse dentro de la casa, fueron asesinados Adolfo José Berardi y María Isabel Gau. El espacio fue abierto al público como espacio recuperado por Nicolás Berardi Gau, hijo de la pareja, apropiado ilegalmente por los militares luego del ataque.

La casa Mariani-Teruggi es un centro cultural que funciona en La Plata, en la calle 30, entre 55 y 56. Está declarado Patrimonio Cultural de la Provincia, y Monumento Histórico Nacional. Allí funcionaba una imprenta clandestina de la revista Evita Montonera, hasta que el 24 de noviembre de 1976 fue acribillada en un operativo a cargo de Ramón Camps y Miguel Etchecolatz, donde un centenar de efectivos del Ejército Nacional y la policía bonaerense causaron la muerte de cinco personas que se encontraban desamadas y secuestraron a Clara Anahí, de tres meses de edad.

Ambos ataques formaron parte del operativo militar que consistió en la destrucción de los espacios identificados como centros operacionales de la columna Sur de Montoneros, durante la dictadura cívico-militar de 1976-1983.