Las políticas de Estado impulsadas por la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner continúan apuntalando el modelo de gestión. Ayer anunció un acuerdo histórico con la Federación Agraria Argentina que permite la creación de un fondo estímulo a los pequeños productores agrarios de 2.500 millones de pesos. “Siempre he sido dura con los de arriba, jamás he sido dura con los de abajo”, afirmó la Presidenta al anunciar la medida, y festejó que “superando viejos desencuentros que se debieron a prejuicios”, se logró alcanzar el acuerdo con los productores.

La creación del fondo estímulo anunciado por cadena nacional desde el Museo del Bicentenario, consiste en una serie de políticas segmentadas para un sector del campo y destina un fondo específico de fomento para 46.121 pequeños y medianos productores, que cosechan hasta 700 toneladas anuales de granos. Los beneficiarios representan a un 70% del total. Se trata del sector que produce sólo el 12% del total de la producción de granos de la argentina, que este año tendrá cosecha récord con 115 millones de toneladas, y la primera liquidación del fondo de fomento se realizará a partir del 15 de abril

Cristina Fernández ponderó el acuerdo llevado adelante con la actual conducción de la Federación Agraria, que implicó un consenso punto por punto para lograr la conformación del fondo, lo que dio como resultado “un acuerdo histórico” que fue alcanzado “por decisión del Gobierno pero articulado con la nueva conducción de la Federación Agraria”, explicó.

“A veces soy dura, pero siempre con los de arriba, jamás con los de abajo”, dijo Cristina.

La Presidenta estuvo acompañada por el Ministro de Economía, Axel Kiciloff, que brindó los detalles técnicos del anuncio. La medida fue lanzada apenas días después de finalizado el lock out impulsado por la mesa de enlace que reúne a las entidades agrícolas, que tuvo bajo impacto.

Además, a través de videoconferencia, Cristina inauguró la Biblioteca Central de la Universidad Nacional de San Luis y una escuela de educación primaria en San Miguel, Provincia de Buenos Aries. El acto incluyó la ceremonia de la primer soldadura del Gasoducto del Noroeste en Santa Fe, una gigantesca obra de casi 4.000 mil kilómetros de extensión, con 8 plantas compresoras y 15 mil kilómetros de red domiciliaria, que beneficiarán a 3 millones y medio de habitantes de las provincias de Formosa, Santa Fe, Salta, Chaco, Corrientes y Misiones.

Además, la Presidenta hizo entrega de nuevo material y equipamiento para el Ejército Argentino, y exhortó a “derribar preconceptos y prejuicios” sobre la nueva generación de militares. En ese camino, destacó la tarea de contención del Ejército ante eventos climáticos catastróficos, a los que la Primer Mandataria calificó como “los nuevos enemigos de los argentinos”.