Por Leandro Gianello

Luego de los fallos judiciales que sobreseyeron al director del diario La Nueva Provincia de Bahia Blanca, Vicente Massot y al dueño del Ingenio Ledesma, Carlos Blaquier; la negativa del juez Julián Ercolini de indagar a Hector Magneto, Ernestina Herrera de Noble y Bartolomé Mitre, la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, dijo que los miembros del Poder Judicial “fueron cómplices directos” de la dictadura civico militar y recordó que también los jueces les rehazaban los habeas corpus con los que pedían por sus hijos.

“A mí no me llama la atención de ninguna manera que hagan esto los jueces”, señaló  a Contexto la presidenta de Madres de Plaza de Mayo; y recordó que muchos miembros del Poder Judicial “fueron cómplices directos de la tortura, de la muerte y la desaparición de nuestros hijos”.

“Los milicos solos no lo hicieron (al genocidio). Actuaron con la complicidad de los jueces, que eran los que no nos querían entregar ni siquiera los certificados de habeas corpus que los familiares de los desaparecidos presentabamos ante los juzgados”, recordó Bonafini.

Ante los fallos del poder judicial que impiden los avances de las investigaciones y frenan los procesamientos de los responsables civiles que actuaron de la mano de los militares en la dictadura, Bonafini no duda: “Estos son los jueces, son cómplices”.

24 de Marzo

A una semana de la marcha por el Día de la Memoria, por la Verdad y la Justicia, la histórica luchadora aventuró que se movilizará una multitud que demostrará con fuerza el reclamo de avanzar “contra las responsabilidades civiles”, que, explicó que están representadas, entre otros actores, por el sistema judicial.

Sin embargo, recordó que además “hay sindicalistas y muchos, muchos, hombres de la iglesia, que también son cómplices (de la última dictadura cívico militar) al igual que los jueces”, concluyó Bonafini.