El periodista y abogado Pablo Llonto indicó que “la mayoría de los medios de comunicación, por miedo o convicción fueron cómplices del último Golpe cívico militar que sufrió la Argentina”.

Llonto relevó los casos de periodistas que están siendo procesados por encubrimiento y que inventaron historias para favorecer o dejar bien parado al gobierno militar que opacó al país entre 1976 y 1983.