Apenas se conoció el fallo que dictó la falta de mérito al director del diario La Nueva Provincia, Vicente Massot, la Comisión de Apoyo a los Juicios en causa por delitos de lesa humanidad de Bahía Blanca criticó la decisión del juez ad hoc: “Es un cachetazo para quienes reclaman justicia por (los obreros gráficos secuestrados) Heinrich y Loyola”.

Los organismos de Derechos Humanos criticaron la decisión del subrogante del Juzgado Federal 1, Claudio Pontet, que fue recusado en diciembre por la Unidad Fiscal de Derechos Humanos.
En su fallo del 6 de marzo, el magistrado también ordenó que sean devueltos los materiales de archivo que habían sido secuestrados del diario durante los allanamientos realizados por los fiscales José Nebbia y Miguel Angel Palazzani.

A través de un comunicado, la Comisión denunció que “la impunidad escribe un nuevo capítulo en nuestra ciudad y, lamentablemente, ya no nos sorprende”.

“La Justicia Federal bahiense ha dado muestras, una y otra vez, de lo que es capaz cuando pretende inclinar su balanza a favor de los genocidas”, expresaron.

La Comisión, que se conformó en 2010 para impulsar el inicio de los juicios en la región, afirmó que “dictar la falta de mérito en favor de Vicente Massot –a pesar de las pruebas concluyentes en su contra y de lo inconsistente del fallo– es directamente un cachetazo para quienes hemos venido reclamando justicia por los compañeros Enrique Heinrich y Miguel Angel Loyola, denunciando sistemáticamente el accionar de su empresa en el entramado perverso de la dictadura”.

“Hoy el abogado devenido en juez –recusado oportunamente y jamás apartado de la causa– pasa a engrosar la lista de los funcionarios judiciales a quienes la historia recordará con desprecio y la Justicia con vergüenza”, indicaron.

“Sabemos que el avance de la impunidad está al acecho y también sabemos que vamos a enfrentarlo”, concluyeron.